ISLANDIA SE CONVIRTIÓ EN EL PRIMER PAÍS EN INTRODUCIR UNA LEGISLACIÓN QUE EXIGE A LOS PATRONES DEMOSTRAR QUE REMUNERAN IGUAL A HOMBRES Y MUJERES. (ver nota).

Islandia busca la igualdad salarial

POR LIZ ALDERMAN

ABRIL 23, 2017

REIKIAVIK, Islandia — En una fría tarde de octubre, Frida Ros Valdimarsdottir salió de su oficina y se dirigió a la plaza principal de Reikiavik, donde aguardaban bulliciosas multitudes de mujeres. Era la hora —aproximadamente dos horas y media antes de que terminara la jornada laboral— en que muchas manifestantes calculaban que se les dejaba de pagar por el mismo trabajo.

La manifestación era parte de una corriente a favor de la igualdad salarial que galvanizó a decenas de miles de mujeres por toda la nación isleña con una población de 330 mil habitantes.

“Llevamos décadas diciendo que vamos a solucionar esto”, dijo Valdimarsdottir, presidenta de la Asociación Islandesa de los Derechos de la Mujer. “Pero se les sigue pagando menos a las mujeres y es una locura”.

El mes pasado, Islandia se convirtió en el primer país en introducir una legislación que exige a los patrones demostrar que remuneran igual a hombres y mujeres.

Islandia ha tenido leyes de igualdad salarial durante un siglo, pero la lógica detrás de la nueva legislación es que a menos de que las leyes se apliquen más enérgicamente, el desequilibrio podría no desaparecer nunca.

Islandia es precursor en promover la igualdad de género. No obstante, la igualdad salarial y la inclusión en los niveles superiores del lugar de trabajo se han rezagado. Las mujeres en Islandia aún ganan de un 14 a un 20 por ciento menos que los hombres, de acuerdo con el gobierno.

Islandia quiere cerrar la brecha en menos de cinco años. La brecha salarial global no se cerrará durante 70 años a menos de que se aceleren esfuerzos de ese tipo, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo.

La legislación propuesta sigue un programa piloto para igualdad salarial en el que organismos de gobierno y compañías identificaron obstáculos crónicos que evitan el acceso de las mujeres a empleos con mayores salarios: las mujeres ocupan profesiones diferentes a los hombres y menos puestos de alto nivel, lo que contribuye a un salario más bajo.

Las nuevas reglas exigirían que las compañías y agencias del gobierno más grandes se sometan a auditorías a partir de 2018.

En la Agencia Aduanera Islandesa, que participó en el programa piloto, los funcionarios descubrieron que los salarios eran más bajos cuando se empleaba a mujeres como un grupo grande. La agencia intenta ahora reclutar a más hombres para trabajo de oficina y a más mujeres para empleos de agente con salarios más altos, en parte al reducir los turnos para dar cabida a mujeres que tienen exigencias de cuidado infantil, dijo Snorri Olsen, director de aduanas.

“Hay cierta tendencia a ver el trabajo que generalmente hacen los hombres como más valioso”, dijo. “Esto es técnicamente un debate de igualdad salarial, pero en realidad es una cuestión de igualdad en nuestra sociedad”. (www.clarin.com).