MARÍA ANGÉLICA BARREDA, LA PRIMERA ABOGADA (1887-1963)

MARÍA ANGÉLICA BARREDA, LA PRIMERA ABOGADA (1887-1963)

María Angélica Barreda, nacida en La Plata, el 16 de mayo de 1887, fue la primera abogada argentina.

Terminó su aprendizaje en la Universidad Nacional de La Plata, el 21 de diciembre de 1909, poco después de cumplir los 23 años. Concluían con ella sus estudios Julio J. Aramburu, César Díaz Cisneros, Enrique Gil y Ernesto Larrain.

Retiró su diploma (firmado por Joaquín V. González y Rodolfo Rivarola) de manos del Presidente de la UNPL en la misma sala de la Presidencia, el 28 de diciembre de 1909.

Obtuvo la inscripción en la matrícula nacional, jurando en la Capital de la República el 19 de mayo de 1910 en el cabildo, como todos sus colegas de la época, en la misma sala en que se reunió la Junta de Mayo. Por las características propias de la sociedad porteña, el hecho se produjo en medio de general beneplácito. Pero no sucedió lo mismo en La Plata, su ciudad natal, pocos días después, cuando quiso matricularse, el 30 de mayo, en el orden provincial.

Sin imaginar que su pretensión provocaría un acuerdo –con disidencia incluida– de la Suprema Corte de la Provincia, pidió día y hora para jurar y ser inscripta en el libro de matrícula.

El expediente tuvo entrada el 1º de junio de 1910. Contra todo lo previsible, el Procurador General, Manuel F. Escobar, se opuso a que la Corte accediera a su matriculación.

Resuelta la cuestión de manera favorable, en la misma fecha compareció María Angélica Barreda, prestó juramento de ley ante la Suprema Corte de Justicia y se le inscribió en la matrícula de abogados de la Provincia. También retiró el diploma, y el 25 de julio de 1910 se archivó el expediente, que no es más que un pálido reflejo del interés que su caso despertó en la vida forense y en la sociedad.

Ver texto completo en: http://bibliotecadigital.uca.edu.ar/repositorio/revistas/matriculacion-primera-abogada-argentina.pdf  (biblioteca universidad católica argentina)