VEREDICTO CONDENATORIO EN EL SEGUNDO JUICIO POR JURADOS EN LA HISTORIA DE LA PROVINCIA DE MENDOZA, QUE DECLARÓ CULPABLE A UN HOMBRE, ACUSADO DE MATAR A SU EX PAREJA, UNA OFICIAL DE POLICÍA, CONDENÁNDOLO A CADENA PERPETUA.

El viernes pasado, tras ocho horas de deliberación, el primer juicio por jurados de la historia del sur de Mendoza (y apenas el segundo en toda la Provincia) resolvió condenar a cadena perpetua por decisión unánime  a Damián Ortega. El imputado fue hallado culpable de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género de su ex pareja, la oficial de policía Florencia Peralta. 

Cabe recordar que el primer juicio por jurados realizado en Mendoza tuvo lugar el 8 de mayo de este año, cuando un jurado popular también falló en contra de un acusado de asesinar a su pareja y a dos policías en su huida.

El juicio fue dirigido con una destacable solvencia por el juez Jorge Yapur. Las partes estuvieron representadas por los fiscales Pablo Peñasco y Mauricio Romano; los defensores de Ortega, Mariela Herrera y Waldo Torres; y el representante de la familia Peralta, Alejandro Cazabán. El jurado, al igual que en la Provincia de Buenos Aires, estuvo compuesto por seis hombres y seis mujeres. 

El jurado popular se basó en tres preguntas claves: primero, solicitaron la foto de la mano del acusado y la cronología de llamadas de todos los celulares". Luego, solicitaron el informe del perito que analizó el celular".  Por último, pidieron la transcripción de los mensajes de WhatsApp del teléfono de la víctima del día del hecho.

El hecho debatido tuvo lugar el 13 de septiembre de 2016. Al momento del asesinato, Ortega y Peralta estaban separados desde hacía seis meses. Ortega, que se había bajado una aplicación para revisarle los mensajes a su ex pareja, vio una conversación apasionada entre Florencia y un compañero de trabajo.

Según la hipótesis acusatoria, Ortega, ante un pedido de su ex mujer de cuidar al hijo que tenían en común, fue a la casa de la víctima, la golpeó en la nuca con un objeto contundente y la desmayó.

En la causa se acreditó que cuando la víctima estaba desmayada, el imputado intentó asfixiarla con las manos y no pudo. Buscó un cable y la estranguló. Luego preparó la escena para simular un robo, se llevó el teléfono y se fue con su hijo, quien presenció el hecho. La Policía llegó al lugar pasadas las 11 de la noche, a instancias de un llamado del propio Ortega.

El jurado popular se basó en tres preguntas claves: primero, solicitaron la foto de la mano del acusado y la cronología de llamadas de todos los celulares". Luego, solicitaron el informe del perito que analizó el celular".  Por último, pidieron la transcripción de los mensajes de WhatsApp del teléfono de la víctima del día del hecho.

Finalmente, a las 20:30 del viernes, tras ocho horas de deliberación, ante una sala colmada y en una transmisión que era seguida en vivo por miles de personas mediante el canal de YouTube del SIMUJ, el jurado anunció que había llegado a un veredicto: la culpabilidad del imputado.

Los padres de la víctima expresaron su conformidad al respecto: “Esperamos dos años y medio para esto, pero hoy podemos dar gracias a Dios porque se ha hecho justicia. Florencia descansa en paz y vamos a seguir luchando por las mujeres que sufren violencia” dijo la madre, mientras que el padre expresó que “nadie puede estar contento de recibir una pena tan dura, pero ahora mi hija va a poder descansar en paz”.

https://www.diariojudicial.com/nota/83443/penal/mendoza-los-jurados-contra-la-violencia-de-genero.html